Hipnosis clínica


Aprende a utilizar tu propia capacidad de autosugestión en beneficio propio para el control de conductas como fumar o comer.

Si tu mente te juega malas pasadas creando “películas de miedo”, ¿no se podría utilizar la misma mente para crear películas que te ayuden? Es decir, si eres capaz de sugestionarte en negativo, también es posible hacerlo en positivo. La hipnosis clínica no tiene nada que ver con la hipnosis en el espectáculo. Es sencilla y todos podemos beneficiarnos de ella. No tiene nada de mágico, ni se controla el pensamiento, ni la voluntad de nadie. Es como ver una película: lloramos o reímos aunque sea mentira. Ese mismo principio puede ayudar a una persona que, por ejemplo, quiera dejar de fumar o mantener una dieta. Es potente para afrontar fobias y se consiguen resultados excelentes.


fondo-hipnosis