Masajes (relajante y terapéutico)



Sobre el bienestar de una persona, son muchas las variables que influyen, “recuerdan” el malestar y lo mantienen. En situaciones de ansiedad y estrés, la musculatura se contrae y se tensa, buscando afrontar físicamente la situación problemática. La tensión física potencia la tensión psicológica y viceversa. Es necesario romper este círculo por el punto más sencillo. El masaje adecuado y sistemático alivia fácilmente la tensión física que alimenta la tensión psicológica. Además, reduce la sintomatología asociada como el dolor de cabeza y las migrañas, las contracturas, o el bloqueo del diafragma, eje básico en la ansiedad y estados de nerviosismo.


fondo-masajes